Huelga de estudiantes: qué importa de verdad, y a quién.

El Sindicato de Estudiantes había convocado para hoy una huelga a nivel autonómico por los recortes en Educación en la Comunidad Valencia, o País Valencià, que prefieren llamarlo algunos. En este post me dispongo a explicar por qué creo que una huelga de estudiantes durante las horas lectivas no sirve de nada, además de que no tiene sentido, eso sí, sin inmiscuirme en las razones -estas pueden estar más acertadas o menos, en eso no me meto- puesto que este es un país libre, y quien quiera, avisando con antelación y con los pertinentes permisos tiene derecho a hacer una manifestación o huelga, por supuesto.

Hay un concepto en ciencias sociales, señal honesta, una señal honesta es todo aquello que, a ojos de los demás, asegura que la causa nos importa realmente  y que somos capaces de llegar lejos para conseguir llevar a cabo nuestra empresa y, por lo tanto, debemos perder nosotros, o sea, una huelga efectiva no sólo tiene altos costes para la sociedad como, por ejemplo, los tendría  una huelga de pilotos de aviones -dificultaría que los pasajeros viajaran-, sino también los tiene en la propia empresa, y, por supuesto, en los empleados, que perderán el dinero que les corresponde, o incluso más, riesgo de despido, o vayan ustedes a saber.

Pongámonos en situación: ha habido recortes en Educación y, supuestamente, los alumnos que hoy han faltado a clase -más de la mitad de los que tiene en total el centro- han ido a la biblioteca municipal a hacer una asamblea y después a manifestarse en la plaza en contra de estos. lo cual convierte al acto de hoy en una mezcla entre manifestación y huelga.

Si bien, quiero aclarar ahora por qué no estoy de acuerdo en las maneras, por qué creo que es improductivo hacerlo así y además da una imagen falsa de la realidad:

1. El concepto en sí mismo carece de sentido desde mi humilde punto de vista. Teniendo en cuenta que los estudiantes, al menos los de la pública, somos receptores y nuestro centro obtiene fondos a partir de los impuestos que todos los españoles pagan no nos queda más que aprovecharlos al máximo y no perder un día entero por una causa que, por más que justificada que esté -si lo está-, se puede defender en otras horas que no sean lectivas.

2. En el hipotético caso de que a la mayoría de los alumnos nos gustara estudiar e ir a clase todos los días, puede ser, si tuviera sentido una huelga como la de hoy, pero todos sabemos que no es así, a los jóvenes no nos gusta estudiar y menos ir a clase -estoy generalizando-, así que, realmente, no nos supone absolutamente nada dejar de ir, es más, hasta nos beneficia. Yo, por ejemplo, tenía 2 exámenes bastante largos y algo complicados que han sido aplazados al lunes, más tiempo para estudiar, ¿así a quién le supone nada hacer una huelga si, hasta los que no vamos, salimos beneficiados?

3. La huelga estaba convocada desde tercera hora hasta que terminara, lo lógico hubiera sido que, como todos estaban tan preocupados por la Educación y se preocupaban tanto el futuro, hubieran ido a las ocho, hasta el primer recreo y ya su hubiera ido quien quisiera, que para eso nos dieron una autorización.  Pero no, no ha ido ni un alma a las ocho, de 4º, seis, y de 1º y 2º de ESO poquísimos chavales, y eso que ellos no tienen derecho a hacer huelga, según tengo entendido.

4. También creo necesario comentar que estoy más que segura y ya he podido confirmar que, de diecisiete personas que somos en clase, una ha ido a la asamblea, otra a ido a clase, y el resto se ha quedado en casa durmiendo la mona. No creo que haya variado la situación demasiado de una clase a otra. Ya ven a quién le preocupa qué y cómo, no creo que haga falta explicar más.

Hago una sugerencia a los organizadores de las movilizaciones, asambleas, huelgas y demás: si ya es difícil tener en consideración a los estudiantes no propongan huelgas en horas lectivas, sino en horas libres, en las cuales sí nos dolería hacer huelga -perderíamos un tiempo estupendo con nuestros amigos, o lo que sea que quiera hacer cada uno, por ejemplo, un sábado por la tarde- y así veremos realmente cuánto nos importa la educación al futuro de España.

¿Es el factor socioeconómico influyente en la Educación?

Esta entrada viene a raíz de este artículo, el cual recomiendo leer para entender seguir el contenido de esta entrada, pero por si la prisa aprieta hago en un pequeño resumen:

“En el discurso público prima la teoría de que los factores que las familias no pueden cambiar son los que más influyen en el rendimiento educativo. Pero estos factores no actúan “mágicamente”, sino a través de comportamientos modificables. Los datos del Informe PISA concluyen que lo que más influye en el rendimiento es el nivel socieconómico y cultural de la familia. También se habla de España como ejemplo de cómo el nivel de estudios de los hijos ha aumentado al de los padres a lo largo del tiempo, sin embargo se contempla un estancamiento en la calidad de los servicios y la cantidad de alumnos que rinden. Después citan los 4 factores que más influyen:
- Variables estructurales: son las más citadas en el discurso político y en la literatura científica especializada desde los años 60, sobre todo el nivel de estudios de los padres.
Genética: el estudio de Funcas considera que una parte significativa de la responsabilidad de que los padres y los alumnos estudien más años tiene una causa común: la herencia genética.
-Valores y actitudes: ha de materializarse en una serie de actitudes que ayuden y apoyen a los hijos en los estudios.
-Perfiles: en realidad lo que el estudio apunta es que hay una serie de perfiles, tanto de padres como de alumnos, que están relacionados con mejores rendimientos educativos”.

Considerar que sólo los alumnos con padres que tengan una cierta cultura y estudios rinden mejor no me parece adecuado, por decirlo de alguna manera, o sea, el simple hecho de buscar hablar de qué factores influyen más a los alumnos implica que hay muchos y que además éstos no se comportarán de la misma manera en todos los sujetos.

Por ejemplo: ¿quién dice que un estudiante no se interese más en sus  estudios si, día tras día, ve cómo sus padres tienen que desempeñar un trabajo que no les gusta -porque ellos no quisieron/pudieron estudiar en su momento- para ponerle un plato de comida en la mesa, que llegan cansados y sin ganas de hacer nada? De igual manera, ¿quién asegura que si tiene unos padres con poder adquisitivo y nivel cultural alto vaya a estudiar más y rendir mejor, o que no vaya a hacerlo porque cree que ya tiene la vida solucionada?

Estoy obviando un poco la presión que puedan ejercer los padres porque normalmente son los propios alumnos los que deciden lo que les importa y lo que no y son otra vez ellos los que deciden qué dejan que les influya al igual que son los que con el tiempo deciden cómo será su futuro, aunque no sean demasiado consciente a veces.

Supongo que sabrán ustedes de sobra que que un padre diga hoy: “Tienes que estudiar porque si no lo haces no encontrarás trabajo” suele servir de más bien poco, al menos así lo veo yo. Por eso mismo creo que ‘el método de la vara’ es efectivo, las palabras no duelen, los palos sí, al igual que creo que funciona el sistema de premiar el esfuerzo y no recompensar a los hijos por el simple hecho de existir, que ahora por decir “Gracias” los padres regalan motos a sus hijos. Puede que me esté equivocando, pero ahora mismo es lo que creo que está sucediendo, algo así como que nos hemos vuelto demasiado blandos. Conste que no quiero tampoco que vuelva lo del reglazo en las yemas de los dedos ni ninguna de esas prácticas, simplemente penalizar la vagueza y el mal-hacer y premiar el esfuerzo, no hay más.

Me refiero a que las posibilidades son, si no infinitas, muy diversas. ¿Qué pasa si el alumno simplemente no quiere estudiar? La teoría de que el poder socioeconómico en el entorno es lo que más influye se cae a pedazos, o al menos así lo creo yo. Los otro cuatro factores parecen estar más ajustados a la realidad, pero sigo pensando que los factores son estrictamente individuales, por incentivos propios.

Respecto a lo de España, me parece que la razón del aumento porcentual de titulados ha sido que superar el 20% cuesta menos -económicamente también- que igualar el 80%, más que que seamos un ejemplo de cómo conseguir que los hijos de padres con pocos estudios obtengan éxito académico porque el nivel sociocultural de los adultos haya crecido, aunque me parece que una cosa no quita la otra tampoco.

Sigo pensando en la Curva de Laffer, o sea, ¿cómo afectarán los recortes en educación? ¿Aumentarán los buenos resultados? ¿Cuánto tiempo tardarán en verse los efectos? No veo tan extrema la situación como la quieren pintar algunos, o sea, hay menos recursos, hay que hacer esfuerzos -¡qué si no! Estamos en crisis, señores y rebajando el sueldo a los banqueros no se soluciona la cosa- y, por lo tanto, aprovechar mejor esos recursos, no creo que quitar desdobles sea la perdición y tampoco que la Pública vaya a acabar.

De todas formas también creo que que la Educación sea privada no quita que pueda ser accesible para todos porque hay maneras y maneras de privatizar. Pero suele pasar que cuando se escucha la palabra “privado” salta la alarma, a parte de que la financiación que consiguen los centros privados para poder seguir funcionando -y compitiendo- es lo que se ahorran todos los contribuyentes de pagar.

Ser joven hoy: la importancia de la Educación en tiempos de crisis

Hace diez años todo aquel estudiante que dejara de estudiar podía tener un trabajo, conseguir dinero, formar una familia, comprar una casa y vivir en paz. Eso se acabó, los jóvenes hoy tenemos 2 opciones, las que siempre se han tenido, vaya:

1. Estudiar
Esta es la mejor, sin lugar a dudas. Es conveniente hacerlo lo mejor posible, especializaciones, post-grados, doctorados. El objetivo es superar la media y conseguir colocarnos en un mercado laboral con la suficiente oferta y la menor demanda posible. A mayor especialización y calidad, menos competidores serios y más posibilidades de encontrar un buen trabajo.

Una de las ventajas de esta opción es que, a la hora de salir al mercado, compites con tu formación y capacidad, cuantas más cosas sepas hacer -y mejor las hagas-, más personas precisarán de tus servicios y, por lo tanto, tus condiciones laborales y tu salario no serán vulnerados debido a que no serás prescindible. Digamos que los que opten por ésto -y lo consigan- tendrán el as en la manga de: “pues me voy a otro sitio donde sí acepten mis condiciones”, para entendernos.

Hoy la única salida -la que yo entiendo por más favorable- es ser el mejor en tu campo, o sea, ofrecer lo que la mayoría no pueda, sólo de esta manera tendrás un puesto asegurado.
Se ve muy bien en este gráfico:

Image

El número de ocupados con estudios superiores a aumentado, mientras que el de  los que sólo han obtenido el graduado -o incluso menos- a descendido notablemente. Podríamos decir que abandonar los estudios es una especie de carrera hacia el precipicio, algo así como un suicidio temprano.

Hemos de tener en cuenta que los recursos se han multiplicado, ¿quién no conoce a alguien que querría haber hecho x carrera, pero no pudo acceder y salió a la buscar trabajo -o a encontrarlo, depende del año- con 18 recién cumplidos? El no aprovechar la variedad de ramas y las facilidades que nos suelen proporcionar para acceder a ellas me parece, como mínimo, criticable.

2. No estudiar
Mis propios padres no pudieron hacer lo que querían, mi madre sí tiene la ESO -se la sacó mientras trabajaba-, pero mi padre no, y ambos conservan el trabajo, pero porque son de lo mejor en lo suyo, y sus jefes no quieren prescindir de ellos, por eso están donde están, lo que significa que no está todo perdido para los que no pudieron, en su tiempo, optar a estudios superiores.

No todo está en las carreras universitarias, por supuesto, hacen falta basureros, electricistas, mecánicos, albañiles, pero en la profesionalidad -o sea, en el conocimiento teórico/práctico óptimo del trabajo a desempeñar- está la solución. El tener esos conocimientos hace posible jugar con otras cosas que no sean tus derechos, o lo que estás dispuesto a cobrar, como ya he dicho antes.

Empresario: Bien, ¿qué me puede ofrecer usted?
Trabajador: Mis manos.
Empresario: ¿Y ya está? ¿Sabe usted que todos tenemos 2 manos, verdad?
Trabajador: Hmm..
Empresario: Me refiero a que qué puede usted ofrecerme para diferenciarse de los demás.
Trabajador: Estoy dispuesto a trabajar por menos de 600€.
Empresario: No es suficiente.
Trabajador: Eso, y.. estoy dispuesto a no tener vacaciones y trabajar los domingos.
Empresario: ¡Contratado! Empieza mañana. 

Si queremos evitar esta situación es esencial adquirir unas capacidades, en otras palabras, la educación es esencial para vivir, no hay otra. Ahora más que nunca, la deslocalización -menos trabajo de mano de obra sin preparación-, la tecnología -mecanización mediante máquinas de lo que antes tendrían que hacer estos obreros- hace que decrezca la oferta, al haber muchos parados que necesitan comer y pagar hipotecas como sea la demanda aumenta y a esto hemos de añadir que el nivel necesario para acceder a ese puesto de trabajo crecerá mientras que, probablemente, las condiciones y salarios hagan lo contrario.

Los jóvenes de hoy nos enfrentamos a un mundo muy complejo en el que cada vez resulta más difícil el ascenso a lo más alto, pero que, sin embargo, nos brinda oportunidades únicas de las que ninguna otra generación disponía hasta ahora.

La situación es horrorosa actualmente para nosotros, uno de cada dos jóvenes no trabaja. Si hasta los que están mejor preparados lo tienen difícil para encontrar empleo, imagínense para quien no tiene ni el título de la ESO.

Supongo esto es algo que todos sabemos -lo queramos tener en cuenta o no-, sin embargo tengo compañeros que aún contemplan la posibilidad de dejar los estudios este mismo año, cada cual puede hacer lo que quiera con su vida, lo esencial es que su decisión no influya en la mía -o en la cualquier otro que decida estudiar-, que pasa, pero esto ya es meterse en otro jardín.

P.D: No contemplo la posibilidad del don fantástico que te saca de la pobreza de un día para otro porque no es lo que suele pasar, pero sí, también existe esa posibilidad, sin embargo, con la tenencia de una capacidad no es suficiente, normalmente, para sacarle brillo hay que explotarlo, y para explotarlo es necesario estudio, preparación, ensayos y esfuerzo, por lo tanto se podría decir que se incluye en la primera posibilidad.

Nadie consigue vivir del aire.

En materia de Educación no todo vale

Se han dado cuenta de los problemas, ¿sabrán cuáles son las soluciones?
Hoy, al levantarme, me he encontrado con este artículo de José Ignacio Wert, nuestro Ministro de Educación, Cultura y Deporte en el que se le ve completamente decido a emprender reformas -decisivas, necesarias y urgentes, vistos los datos de abandono escolar y malos resultados en España- para incentivar a los alumnos y profesores, en definitiva, para reavivar un sistema que lleva sin dar señales de vida unos cuantos años. La verdad es que el artículo me ha alegrado un poco la mañana, al parecer se han dado cuenta de que ni invertir por invertir ni reformar por reformar es la solución:

Un sistema en el que el aumento de los recursos ha llevado a la disminución de los resultados es uno que requiere una profunda –y urgente– reflexión.

Tenemos que pensar –sin prejuicios y sin tabúes– qué es lo que hemos extraviado en el camino: los valores, los incentivos, la organización, o un poco de todo para que, después de haber realizado un ingente esfuerzo en la universalización de la educación y la extensión a los 16 años de su fase obligatoria, nos encontremos con que la extensión cuantitativa no ha llevado a la mejora cualitativa. Y, con un diagnóstico claro, una terapia adecuada. No se trata de reformar por reformar, sino de reformar para mejorar“.

Datos fracaso escolar

En estos días de movilizaciones en el instituto no cesan los comentarios orientados a que “el problema son los recortes” y que “el Estado tiene la culpa de todo”, pero no señores, si rascan la corteza verán que no es así, pues pasa exactamente lo que dijo Arthur Betz Laffer con la Curva de Laffer, invertir más no siempre significa recaudar más -ni obtener mejores resultado, en el caso que nos ocupa-, ejemplo: pongamos que una madre le da al profesor particular de su hijo 50€ todas las semanas, pero un día ve que su hijo no da los resultados esperados y decide aumentar el sueldo del profesor a 80€, lo lógico es que este piense: “30€ más haciendo menos, genial”. Quizá no sea el ejemplo perfecto pero se ve lo suficientemente bien.

Todos sabemos que los resultados no se ven de un día para otro, y menos aún en sectores como la Educación pero no por ello tenemos que dejarlo para más tarde, pues, sin duda alguna, sería lo peor que podríamos hacer.

Reconocimientos a la excelencia y el buen hacer
Si el Estado quiere más excelencia -estamos en el 4%, los países de nuestro alrededor nos doblan y el objetivo de la UE nos triplica- habrá que potenciarla, ¿no? Bien, pues uno de los mayores errores que veo yo, como estudiante que soy, es que mis esfuerzos no se ven recompensados de ninguna manera, bueno, me podría poner a hablar ahora de satisfacción personal y esas cosas, pero todos sabemos que, en realidad, no sirven de nada.

Me explico, tengo compañeros que están en programas de atención a la diversificación (PDC y PCPI) y durante el transcurso de los 3 primeros años de enseñanza obligatoria se  han matado por no hacer nada y han competido para ver quién conseguía entrar en los mismos, o sea, algo así como una carrera para ver quién es el más tonto de todos. Ojo, está bien que haya otras maneras de conseguir el graduado para quienes no puedan, por mucho que se esfuercen, lo obtengan y puedan salir así al mercado laboral, lo que no me parece justo es que por la mitad de esfuerzo se consiga el mismo resultado.

¿Cómo pretenden así que alguien se esfuerce más de lo que ha de hacerlo? O sea, a mí si me gusta algo de la materia que se imparte en clase, pido más material, pero no porque así vaya a salir mejor preparada -que también, pero no es la razón principal- o vaya a obtener un título con mayor reconocimiento (que es, en parte, por lo que debería ser), sino porque me interesa para mi formación integral como persona.

Si quieren resultados han de proporcionar recompensas y reconocimientos que hagan destacar a quien de verdad se lo merece, al fin y al cabo, volvemos a hablar de potenciar la competitividad.

Originalmente publicado en Ricardo Galli, de software libre:

Aunque tenía ganas, me abstuve hasta ahora de escribir mi opinión sobre el ciere de Megaupload. Quería estar más informado, y tenía sentimientos contradictorios sobre la cuestión (sigo teniendo algunos). Nunca usé MegaUpload, conocía muy poco de cómo funcionaba, y aunque desconocía la opulenta y extravagante vida (¿no es mundialmente repugnante esa ostentación tan inútil como obscena?) que llevaba su fundador sabía que era un gran negocio, con el que no estaba de acuerdo.

Ver original 1.478 palabras más

Por si quedaba alguna duda: ETA es ETA

Por si quedaba alguna duda de lo fiel que es ETA a sus principios -aunque sean muy cuestionables siguen siendo principios- aquí les dejo este enlace a la noticia de hoy. Día tras día se empeñan en dejarnos claro que no guardan ningún tipo de respeto a nada que sea español o tenga indicios de serlo, incluso desprecian nuestra lengua -no me extrañaría que alguno estuviera trabajando ahora gracias a saber hablarla- y parecen ignorar que por mucho que maten siguen siendo españoles porque el País Vasco sigue perteneciendo a España, así les duela.

Esta entrada tiene relación con el post anterior en el que hablaba sobre esto mismo. ETA sigue siendo ETA, me cuesta horrores creer que unos asesinos que se llaman a sí mismos “víctimas” puedan reinsertarse en la sociedad así como si nada, por no hablar de la manifestación en pro de los acercamientos entre presos que tuvo un apoyo multitudinario a la que asistieron personajes reconocidos nacionalmente como Willy Toledo el 7/01/12. Tampoco hicieron mención alguna al tiempo de cárcel que les tocaría, ni la entrega de armas.

No se puede hablar de paz sin incluir arrepentimiento, entrega de armas y cárcel. Un “no lo volveremos a hacer” no sirve de nada.

La mentira y los escudos políticos de ETA

La mentira
En el texto del comunicado que ETA hizo público el 20 de octubre de 2011 en el diario Gara para anunciar su cese definitivo no daba garantías a los ciudadanos españoles de que, a partir de esta fecha, no hubiera posibilidad de que los múltiples y terribles atentados no volvieran a suceder jamás.

 



Si ya resulta difícil creerlo después cientos de muertes de personas inocentes imagínense con estas declaraciones en las que no reconocen la culpabilidad de todos aquellos que mataron y aseguran que sufren en la cárcel o exiliados -como si no lo merecieran, vaya- tratándoles casi como mártires, y por si ésto fuera poco les rinden un homenaje: <<La crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio. Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje>>. A muchos de nosotros hasta nos resultó extraño que ETA se dignara a utilizar el castellano en una de sus comunicaciones.

Al final del mismo pedían un proceso de dialogo directo con España y Francia -¿cuántas veces no han repetido nuestros padres que con desconocidos no se habla? ¿Muchas, no? Pues con asesinos menos- para establecer la resolución de las consecuencias del conflicto -de 43 años, nada más y nada menos- y dicen mostrar un compromiso fuerte, claro y definitivo, fíjense si así lo era que poco más de dos meses después en los periódicos nacionales se pueden leer titulares como este: “Los etarras detenidos adquirieron ‘recientemente’ material para explosivos“.

Los escudos políticos de ETA
Y ahora, después de haber expuesto el engaño al que hemos estado sometidos durante 43 años -y los que nos quedan como sigamos así de “tolerantes”- voy a enunciarles, con pequeñas anotaciones entre paréntesis, 14 hechos que prueban que en España no todos los políticos son democráticos, ni pacíficos, pues ¿qué hay de pacífico o democrático en mostrar apoyo a la organización que mató a 947 personas por meras convicciones políticas?

1. Durán i Lleida (26/10/11): “Las víctimas entenderán que no es hora de la venganza“. (Las víctimas del terrorismo en España jamás se han vengado, ninguna se ha tomado la justicia por su mano).

2. Urcullu (PNV, 26/10/11): “Hay que igualar a todas la víctimas, las del terrorismo y las víctimas políticas”. (O sea, los terroristas que han muerto por una bala de la policía, en respuesta a las suyas; o los que han muerto al estallarles la bomba que estaba colocando).

3. Presos que son juzgados el 27/10/11 por asesinato: “Hoy día no estamos en ese escenario. Hoy menos que nunca, no reconocemos la autoridad de este tribunal”

4. Otegui (27/10/11): “Pedir la disolución de ETA es inmaduro”. Después felicita a Patxi López.

5. Urcullu (26/10/11): “Desaparece la ETA, pero quedan instituciones de la autonomía” (Como si gracias a ésta en el País Vasco hay la autonomía que hay y existen las instituciones de autogobierno. En otras palabras, la ETA ha sido necesaria y, por tanto, ha tendido “razones para matar” como decía Rosa Díez no mucho después de la perla que dejó caer Urcullu).

6. Reunión del Parlamento Navarro (27/10/11): La presidenta de la comunidad recibe 3 tratados de 2 proetarras que se oponen a la construcción del AVE. Todos los grupos parlamentarios condenan la acción menos Bildu.

7. El Ayuntamiento de San Sebastián (27/10/11): veta un acto electoral de UPyD (?).

8. Presos que son juzgados (3 ó 4/11/11): entre ellos, por el asesinato de un concejal (creo). Su mujer tiene que relatar cómo vio a su marido quemarse. Los etarras no reconocen al tribunal y, o se niegan a declarar o denuncian malos tratos.
Se ríen mientras la mujer llora. La juez dice: “Pobre mujer, y encima se ríen estos cabrones”. Como un micrófono lo ha captado y se hace público al día siguiente la juez se aparta del caso para que sus “opiniones” no sirvan para anular el juicio por parcialidad.
(De forma que puede interpretarse como falta de imparcialidad que a uno se le revuelvan las tripas ante una cosa así. Más bien debería entenderse al contrario..)

9. Otegui (4/11/11) en el diario Gara: “La negociación está en marcha, la paz aún no está aquí“. “El discurso españolista de que no haya vencedores ni vencidos es una estupidez, claro que hay vencedores: ¡nosotros!

10. Rubalcaba (9 ó 10/11/11): En un mitin en el País Vasco: “Os pido el voto para asegurar la paz”. (Si no se han hecho ni se van a hacer concesiones sino que se les va a pedir pruebas de su buena voluntad, ¿qué más da quién mande?).

11. Patxi López (11/11/11): “La memoria, si no es completa, no es memoria” (Esto en el “Día de la Memoria”, invento de hace 1 año. Se trata de llorar por las vícticmas, pero como algo que era inevitable, como un efecto colateral del “conflicto”).

12. ETA en el diario Gara: “La paz pasa necesariamente por una mesa de negociación con los gobiernos español y francés, y por la retirada de la Policía y la Guardia Civil del País Vasco, especialmente la Guardia Civil, que ha protagonizado los episodios más negros de la vida del País Vasco”. (Por lo visto, más negros que los atentados de la ETA).

13. También felicitan a Mariano Rajao por su <<nuevo talante al haber abandonado esa política “agresiva“>>.

14. “Las conversaciones entre la izquierda abertxale y el gobierno se vienen produciendo desde hace tiempo, con el conocimiento del PP

“Me encanta ver las caras desencajadas de los familiares en los funerales. Aquí, en la cárcel, sus lloros son nuestras sonrisas y acabaremos a carcajada limpia. Esta última acción de Sevilla ha sido perfecta; con ella, ya he comido para todo el mes.” -Iñaki de Juana Chaos, miembro de ETA, recordando el asesinato del matrimonio Becerril.

Y estoy casi segura de que habrá muchísimas más “joyas” que analizar.