Recortes en Educación en primera persona

El 12 de enero, en mi instituto, el Azud de Alfeitamí, avisaron a los profesores de que habría recortes, quitarían los sexenios, aumentarían las horas de los funcionarios, para cubrir las de los que sean despedidos, y cerrarían los contratos de muchos de los interinos el 31 de julio, dejando así el Estado de pagarle a estos los dos meses de verano que les corresponderían.

Nos lo dijeron en la hora siguiente a la reunión que hicieron, debían informarnos, eso sí, cada uno de los profesores lo hizo a su manera. Sin embargo, la gran mayoría decidieron movilizarse por la “Educación Pública”. Aquí discrepo, me explico, muchos de los profesores predican que quieren que se mantenga el sistema público, pero cabe pensar que, cuando se manifiesta éste colectivo no lo hace por la “Educación Pública” sino por sus salarios y por las condiciones en las que trabajan, como cualquier otro.

Y ahora viene la pregunta necesaria: si no funciona, y con funcionar me refiero a que no obtiene unos resultados lo suficientemente competentes en comparación con otros países europeos, ¿no será mejor velar, más que por una Educación Pública, una de calidad ante todo? Esto no significa, ni mucho menos, que la educación, si es de calidad, sólo sea accesible para familias con un cierto poder económico, tenemos muy claro que todos debemos poder acceder a ella, como debe ser. La educación no es gratuita, nada es gratuito, los materiales, la luz, los docentes, todo eso cuesta un dinero, dinero que pagan todos los contribuyentes con sus impuestos, ¿qué se está haciendo mal para que falte dinero?

¿Por qué esas manifestaciones para asegurar este sistema público? Los funcionarios, una vez aprobadas las oposiciones y con plaza fija ya tienen empleo de por vida y será difícil que les echen a no ser que hagan alguna barbaridad, no exagero, en mi centro hay una profesora de valenciano que, el primer día, le dijo a sus alumnos: “No vamos a hacer nada, pero os voy a aprobar a todos”. Esta profesora siguió dando clase durante meses sin ningún tipo de sanción, continuamente surgían nuevos conflictos y nadie se explicaba por qué sigue ahí. Creo que ahora la han obligado a darse de baja y ha tomado el relevo la Jefa de Estudios, ahora están todos mucho más contentos, mis compañeros me han dicho que han aprendido más en un día que con la anterior en cuatro meses. Esto es vergonzoso, totalmente.

Hoy día a todos nos gustaría tener un puesto de trabajo con esas condiciones, ¿por qué no decir que nos importa mucho la Educación Pública? Así conseguiremos que se mantenga, seguiremos teniendo nuestra plaza fija y sin tener que competir demasiado con otros centros o incluso entre nosotros. Alguno habrá que realmente se manifieste por la Educación Pública o que, simplemente, trabaje día a día, e incluso trasnoche frecuentemente para rendir y que sus alumnos aprendan pero pensemos, si éste sistema, en general (que al final es lo que importa) no funciona bien, es que gran parte de los profesores no saben cómo incentivar a sus alumnos para que éstos rindan.

La situación en España es preocupante y se ve muy fácilmente cuando en el momento en el que los profesores dicen “Huelga” la inmensa mayoría de los alumnos se alegran y gritan como locos, al escuchar “Parón de 1 mes” se les pone la sonrisa tonta en la cara y casi les salta una lágrima de felicidad. Lo siento, en serio, pero me niego a meterme ahí. Yo quiero formarme decentemente, y dar lo mejor de mí, porque hoy sólo come lo que quiere todos los días el que sobresale de la media y con una educación mediocre no podré con seguirlo.

Si mis compañeros no quieren estudiar, no soy quién para decirles que no lo hagan pero me niego a que impidan que lo haga yo.

Anuncios

3 pensamientos en “Recortes en Educación en primera persona

  1. Definitivamente las protestas de “Educación Pública” no buscan beneficios para este sector, os puedo asegurar que si no se tocan las plazas de los maestros y sus salarios se mantienen al día y sus prestaciones, etc. fueran intocables, no habría surgido tal movimiento y con los paros y otras medidas los más afectados (aunque a ellos les parezcan estupendas estas vacacioncillas extra) son los estudiantes.

    • Totalmente de acuerdo. Ya le digo, yo soy estudiante y lo que más temo es que mi formación se vea truncada, tanto por los recortes como por mis propios compañeros (aún me quedan 7 años mínimo).

      Gracias por su comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s